Saltar al contenido

Ariapsa - Diseño de páginas web México

5 Consejos Para Mejorar la Experiencia de los Usuarios que Visitan tu Web

 

La experiencia de los usuarios que visitan tu web es un factor clave para el éxito de tu negocio o empresa online. Si quieres que tus visitantes se conviertan en clientes, debes ofrecerles una navegación fácil, rápida y atractiva.

Una web que sea fácil de utilizar, cuyo aspecto sea atractivo, invite a visitarla y que, además, responda a las necesidades y expectativas de los visitantes puede generar un mayor número de conversiones, fidelización y también recomendaciones a otras personas.

Si ya tienes un sitio web pero no consigues los resultados que esperas y quieres incrementar el número de usuarios que la visitan, quieres que haya una mayor interacción y que aumente el tiempo que cada uno pasa en ella, necesitas mejorar la UX o experiencia de usuario. Este artículo te dará justamente los consejos que estás necesitando.

Cómo Conseguir Que Tu Sitio Web Proporcione Una Experiencia De Usuario De Primera Clase

No siempre es necesario hacer un cambio total ni echar abajo todo tu sitio web y empezar de nuevo. Algunos pequeños ajustes pueden ser suficientes para conseguir alcanzar los objetivos deseados en lo que respecta a los visitantes y su experiencia a través de todas las páginas de tu sitio web. Veremos aquí debajo algunos ejemplos que seguramente puedes aplicar y que conseguirán alcanzar el éxito deseado.

 

  1. Diseño responsive y atractivo

 

Un sitio web bien diseñado es esencial para crear una experiencia de usuario positiva. Si tenemos un diseño responsive que garantiza que nuestro sitio web se adapta a diferentes tamaños de pantalla, haciéndose accesible y fácil de usar en varios dispositivos ―tablets, smartphones, portátiles, etc.― podremos atender una mayor gama de usuarios y garantizar que nuestro sitio web esté preparado para sus necesidades y para el futuro.

Un diseño atractivo es igualmente importante. La primera impresión es crucial, ya que, si es positiva, anima a los usuarios a seguir explorando y navegando por el sitio web. Un diseño que sea visualmente atractivo, transmitirá una sensación de profesionalidad, fiabilidad y atención al detalle, que se reflejará de igual manera de forma positiva en la marca.

Los favicons, por ejemplo, aunque pequeños, desempeñan un rol importante en el UX y refuerzan la idea de atención al detalle. Ayuda a los usuarios a identificar rápidamente el sitio web y volver a él y contribuye a la identidad visual general.

Con simplemente utilizar un generador de favicon, nuestro sitio web ganará un estatus de profesionalidad, atención al detalle y coherencia muy grande.

El conjunto de estos pequeños detalles, junto con un sitio web que sea adaptable y sencillo de utilizar nos ayudará a mejorar notablemente la calidad de las visitas que recibiremos.

 

  1. Hosting de calidad

 

El hosting es un aspecto que a menudo se pasa por alto en los diseños de UX pero se trata de una de las bases que consiguen que la experiencia del usuario sea positiva y, sobre todo, fluida.

Un buen hosting es esencial para garantizar que un sitio web se cargue rápida y eficazmente. Si tenemos un hosting fiable, tendremos un servidor estable, un rendimiento óptimo y un tiempo de inactividad mínimo, ya que los recursos estarán adaptados a soportar el nivel de tráfico que recibiremos.

Un sitio web que carga lentamente puede provocar altas tasas de rebote, menor participación y, en definitiva, un impacto negativo en la reputación de una empresa.

Contar con un hosting de calidad que nos asegure una carga rápida, no solo será beneficioso para los usuarios, también nos permitirá recibir un trato preferente por parte de los motores de búsqueda. Estos recomiendan las páginas que cargan en menos de tres segundos, ya que es el umbral a partir del cual los usuarios pierden interés y paciencia y deciden abandonarlos.

Invertir en un buen hosting y optimizar la velocidad de carga de nuestro sitio web nos permitirá proporcionar un acceso más rápido y fiable al contenido, haciendo que los usuarios participen y confíen más, aumentando, así, la conversión.

 

Fuente

  1. Contenido de calidad y actualizado

 

Cuando hablamos de contenido de calidad y actualizados nos referimos a aquel que cumple con las expectativas y necesidades de los usuarios que acceden a nuestra web. No solamente interesa, sino que también está al día con las tendencias, novedades y cambios en el sector o temática.

Por tanto, este contenido no solamente debe ser relevante, original, útil y atractivo, sino que también debe ser coherente, claro, preciso y adaptado al formato, tono y estilo de la web

Como podemos imaginarnos, por tanto, no es una tarea sencilla que pueda realizarse en poco tiempo. Requiere un conocimiento y estudio sobre la temática en cuestión, así como de nuestro negocio en sí, ya que debe ser acorde al tono y  la imagen de marca que queremos brindar.

Un contenido bien estudiado conseguirá ayudarnos a crear una relación duradera y satisfactoria con los usuarios. Si el contenido aporta valor, resuelve dudas, inspira e invita a la participación, hará que los usuarios quieran volver y recomendarla y compartirla con otras personas que puedan estar interesadas.

 

No debemos olvidar las maravillas que un buen contenido puede hacer. Si es riguroso, serio y solvente, generará confianza y prestigio entre los usuarios, lo que se traducirá, en última instancia, en una mejor imagen de marca.

 

  1. Navegación intuitiva

 

Un sistema de navegación bien diseñado puede ayudar a los usuarios a encontrar fácilmente la información que necesitan, alcanzar sus objetivos y disfrutar del tiempo que pasan en tu sitio web. Si tenemos un sitio web al cual no se le ha prestado atención para que la navegación no sea intuitiva, puede generar frustración, confusión y un nivel muy alto de rebote.

Para poder llevar a cabo una navegación intuitiva, debemos comprender y tener en cuenta las necesidades y el comportamiento del público objetivo. Investigar y analizar los datos nos permitirá encontrar patrones a los que ajustar la navegación del sitio.

Del mismo modo encontraremos obstáculos o redundancias en la web que haga que los usuarios se atasquen o se vayan. La navegación debe ser sencilla y coherente en todo el sitio web. Enlaces redundantes o rotos, pop-ups, demasiadas ventanas o pasos para realizar una acción deben evitarse si queremos que los usuarios no abandonen el sitio web.

El fin y objetivo último debe ser que cualquier persona que visite nuestra web por primera vez, debe entender dónde se encuentra cada elemento y como llegar a lo que está buscando sin frustrarse por el camino. 

Teniendo esto en mente y conociendo la manera de navegar de gran parte de nuestros usuarios, podemos crear un sitio web funcional, cómodo y sencillo de utilizar para cualquier usuario.

 

Fuente

  1. Seguridad

 

Una web segura es aquella que protege la información personal, financiera y todos los datos de los usuarios, evitando el acceso no autorizado de terceros, cumpliendo las normativas legales pertinentes y ofreciendo un servicio de calidad sin interrupciones.

Los usuarios se sienten más seguros al navegar por un sitio web que les ofrece garantías de protección y privacidad. Esto se puede ver reflejado de forma directa en una mayor fidelidad, una menor tasa de abandono y una mejor reputación para la web y la marca.

Utilizar protocolos HTTPS, un software actualizado, firewalls o certificados SSL son sencillos pasos que podemos aplicar para evitar ataques informáticos, robo de datos u otros problemas que, además de afectar negativamente a la web, pueden meternos en problemas legales y económicos de gran nivel.

Una web segura, cuida de sus usuarios, de sus datos y les da sensación de protección junto con un servicio de calidad, algo que puede hacer que nos diferenciemos de la competencia y consigamos un mayor número de fidelización. Por ello, invertir en seguridad y mantenerse al día en este tema es crucial para mejorar la experiencia de los usuarios.

 

Fíate de tu propia experiencia

 

Mejorar la experiencia de los usuarios que visitan tu sitio web es crucial para generar confianza, aumentar el compromiso y, en última instancia, impulsar las conversiones. Poniendo en práctica los cinco consejos de los que hablamos en este artículo, podrás mejorar la UX y la UI general de tu sitio web, haciendo que sea más fácil y agradable para los visitantes interactuar con tu marca online. 

No debemos olvidar que nosotros mismos somos usuarios de otros sitios web, por tanto debemos fiarnos de nuestras experiencias, aprender de otras web y tomar inspiración de todos los sitios web que encontramos en línea.

Juntar el sentido común, nuestras experiencias y lo que aprendemos de los datos recopilados de otros visitantes, será lo que debemos utilizar como base para conseguir tener un sitio web que sea funcional, cómodo, rápido y sencillo de usar. En definitiva, todo lo que los usuarios buscan al entrar en cualquier sitio web.

 

Sobre el autor:

Thomas Salvatori

Creador de contenido, traductor y escritor. Con alrededor de 10 años de experiencia en ventas, compras, gestión de almacén, gestión de grupos y recursos humanos, comunicación y emprendimiento en B2B y B2C. Actualmente, está dedicando sus conocimientos para ayudar con la implementación de tecnología, digitalización y uso de SaaS para empresas locales.

 

 

 

×

Iniciar Sesión

El registro de usuarios no está permitido.